21 de septiembre de 2020

Isidro Casanova: Comedor Abril de la CCC.

Nació en medio de las jornadas calientes del 2001 cuando campeaba el hambre en los barrios de La Matanza. El próximo año, en el mes que lleva su nombre, este emprendimiento solidario cumplirá 20 años de vida.

     En Bartolomé de las Casas 810, esquina Torquins, en la ex escuela 91 del Barrio San José, sede de los desocupados y precarizados de la CCC, 3 días a la semana: lunes, miércoles y viernes a partir de las 12 hs., alrededor de 120 familias, retiran su vianda de comida, a veces la única del día.

     Durante muchos años funcionaron de lunes a viernes, hoy por la crisis, se han visto reducido a atender solo 3 veces por semana, comenta Mabel, compañera, responsable del comedor. Primero recibían donaciones de los comerciantes del barrio, hoy ya no es posible y se mantienen por la mercadería que reciben de la Organización Amas de Casa del País y la CCC.

    Mabel explica que cada vez viene más gente además de la del barrio y le piden si pueden abrir más días, ya que han cerrado algún comedor y no cuentan con la comida toda la semana; las personas que retiran la comida al mediodía en el comedor, también frecuentan algún otro lugar que funciona a la tarde o noche para completar las dos comidas al día.

    Las integrantes del equipo de cocina que hacen posible este gesto de solidaridad y compromiso con quienes más lo necesitan son Mabel Coronel, Romina Prado, Susana Ramos, Elba Romano, Emilia Valdez, Mercedes Carballo, Mauricia González y Haydee Vicente.  Simple pero grandiosa tarea que realizan miles de mujeres a lo ancho y largo de la Argentina en comedores y merenderos durante la pandemia y que merece un reconocimiento económico por parte de las autoridades de gobierno.

Corresponsal.