23 de febrero de 2024

Desde la Corriente Clasista y Combativa, manifestamos nuestro más enérgico repudio ante el allanamiento que han sufrido esta mañana nuestros compañeros de la CCC de La Pampa.

Este acto, ejecutado por las fuerzas policiales bajo una orden judicial, se suma a una serie de ataques y causas armadas que hemos enfrentado en diversas regiones del país, tales como San Martín, CABA Norte, La Matanza, Chivilcoy, Jujuy, entre otros, siendo impulsadas mayormente por la Justicia macrista y hoy con las elecciones a su favor tras la victoria de Javier Milei, vuelven a la carga.

Bajo la máscara de «averiguación de delito», y sin pruebas concretas, solo buscan sembrar el miedo y fomentar el repudio social hacia quienes nos organizamos en defensa de los derechos de los y las trabajadoras. Es una estrategia de persecución política destinada a desarticular la lucha popular, descabezando a las organizaciones sociales y sindicatos para profundizar sus medidas para que la crisis la pague el Pueblo.

Queremos dejar claro que no nos amedrentarán ni nos detendrán en la lucha por un país más justo.

Continuaremos organizándonos y resistiendo frente a la persecución política que busca acallar nuestras voces.

Expresamos nuestra solidaridad con nuestros compañeros de la Corriente Clasista y Combativa de la Provincia de La Pampa, así como con el Movimiento Evita y la compañera Ayelen Morales de Pueblos Originarios en Lucha que han sufrido también allanamientos en esa provincia.

Hacemos un llamado a la unidad de todos los movimientos sociales, sindicales, culturales, religiosos, estudiantiles y a todo el campo popular para que se sumen a la denuncia y repudio de estos actos represivos, cómo así también para decidir cuándo ir ganando las calles para enfrentarlos.

Basta de persecución y estigmatización!

Basta de persecución judicial y política!

Corriente Clasista y Combativa