29 de abril de 2021

SE PROFUNDIZA EL CONFLICTO EN LAS UNIVERSIDADES NACIONALES

El Plenario de Secretarías Generales de la CONADU HISTÓRICA, bajo la conducción de su secretario general y coordinador de la Corriente Nacional de Docentes Universitarios Protagonismo y Lucha (CNPL) en la Corriente Clasista y Combativa (CCC) Luis Tiscornia, ratificó por unanimidad el rechazo a la propuesta salarial realizada por el Ministerio de Educación de la Nación en la paritaria del día martes 27 de abril.

Fue calificada de «claramente insuficiente en el porcentaje final, en la cantidad de cuotas y en la extensión de las mismas hasta el año 2022, profundizando la pérdida del poder adquisitivo de los salarios frente al sostenido avance de la inflación».

La propuesta presentada formalmente por el Ministro de Educación Nicolás Trotta y su Secretario de Políticas Universitarias Jaime Perczyk consistió en cinco cuotas no acumulativas (8% en abril, 5% en junio, 6% en noviembre de 2021 y 9% para enero de 2022). Esta propuesta fue rechazada unánimemente por todas las representaciones sindicales en la Mesa de Negociación Salarial.

Las Asociaciones de Base expresaron la disconformidad y malestar que esta oferta provocó en las asambleas docentes, teniendo en cuenta que ya llevamos varias semanas con paros. Lo que las asambleas evaluaron además de que la propuesta no sólo es insuficiente en términos salariales, sino que tampoco contempla cláusula gatillo ni compensación alguna por los gastos de conectividad, que el sector viene sosteniendo desde sus bolsillos para el dictado de clases en entornos virtuales.

La docencia universitaria ha sostenido con un enorme esfuerzo y voluntad la educación universitaria en pandemia en el marco de una nueva modalidad de trabajo excepcional.

En este marco, y con un importante retraso salarial, a dos meses de vencida la paritaria no se ha recibido aún una oferta salarial razonable que recomponga el salario. Ello está generando un importante malestar dentro de las Universidades.

El contexto económico actual, donde hay presiones de muchos sectores de poder, donde los precios se disparan, obliga a exigir que se cumpla la premisa del Presidente y el Ministro de Economía que han manifestado públicamente que este 2021 los salarios deben superar la inflación.

En los últimos años la docencia universitaria viene de grandes movilizaciones en las universidades en defensa del sistema universitario, científico y tecnológico, movilizaciones que han sido fundamentales para frenar los ajustes que se intentaron imponer.

Finalmente el Plenario resolvió aprobar la continuidad de las medidas de reclamo con una jornada de Protesta y Visibilización para el lunes 3 de mayo, con acciones en las distintas Universidades del país y un nuevo Paro Nacional para los días 6 y 7 de mayo. Se destaca la confluencia con los sindicatos docentes de todo el país para los días lunes 3 y jueves 6.