26 de mayo de 2022

QUIENES SOMOS LA RENÉ: CORRIENTE NACIONAL DE ESTATALES RENÉ SALAMANCA

Somos continuidad histórica de las primeras agrupaciones 1° de Mayo fundadas hacia 1968 en el Área Material Córdoba, en el complejo de la Fábrica Militar de Aviones (Actual FADEA). 19 que confluyeron con otros sindicatos en el Cordobazo de Mayo del ‘69, y se consolidaron cuando René Salamanca fue Secretario General de 20.000 mecánicos del SMATA de Córdoba. Este proceso, cortado por la dictadura del ’76, se retomó en los ‘90 cuando surgieron las agrupaciones obreras que luego de un proceso político muy rico, confluyeron para fundar la CORRIENTE CLASISTA Y COMBATIVA en noviembre 1994. Esta se formó con sus tres afluentes del obrero: ocupados, jubilados y desocupados. Asi fue que, en abril del 2016 en La Pampa, nos constituimos como una corriente nacional de estatales en ATE y fuimos parte de las luchas, en las calles y en las urnas, para derrotar al macrismo.

En las últimas elecciones del nuestro gremio, en 2019, La René se consolidó como la tercera fuerza nacional. Nuestra Lista Celeste y blanca fue en un frente con la Lista Verde ANUSATE (actual conducción de ATE nación).

Durante estos años hemos crecido y tenemos presencia en 17 provincias; representación en consejos provinciales, seccionales, juntas internas y delegados, con importantes procesos de lucha llevados adelante por condiciones de trabajo, salariales y los derechos de la comunidad que garantizamos con nuestro trabajo. Las cuestiones de la soberanía nacional y las reivindicaciones de las mujeres y diversidades. Aprendemos de nuestra experiencia más avanzada, como faro guía: los avances importantes y derechos conseguidos en la provincia de La Pampa, cuya conducción es dirigida con una línea clasista y combativa.

¿Cuál es la línea de la RENÉ?

Identificamos nuestra línea como un agrupamiento de principios que definen un tipo de organización clasista, que practica la democracia directa, la lucha de las masas para conquistar las reivindicaciones y el auto sostenimiento como único modo de financiar sus actividades.

Con el conjunto de las y los trabajadores estatales como protagonistas organizados a través de los delegados por sector, CUERPOS DE DELEGADOS Y LAS MULTISECTORIAL, recuperando las organizaciones sindicales para que sus conducciones estén a la cabeza de este proceso. Con las agrupaciones como espacio de elaboración y aprendizaje y promotoras del debate en el conjunto de la masa. Con el criterio de resolver cada cuestión de forma colectiva y no individual, partiendo de la necesidad de las masas y de lo que beneficia a la mayoría.

Impulsamos un tipo de organización que no se disciplina a un/a líder sino a la decisión mayoritaria del conjunto, con dirigentes elegidos por asamblea y revocables, que muestren la transparencia en sus actos y rindan cuentas de todo lo que se realiza y lo que se gasta. Las y los dirigentes tienen mayores responsabilidades y más obligaciones, pero no más derechos.

Promovemos el cuidado en el manejo de los recursos de la Agrupación y extremar recaudos al administrar los aportes de las masas, nunca tocamos nada que pertenezca a las masas, ni en beneficio propio ni de la Agrupación. Sin ninguna retribución distinta al salario normal, ni usar bienes gremiales para necesidades personales.

Seguimos una de las enseñanzas más importantes de René Salamanca: rotar en la conducción gremial volviendo a la base a compartir el trabajo con las compañeras y compañeros. Eso permite a los dirigentes conocer la realidad de primera mano, a la par del resto de las y los trabajadores. 

Propugnamos una organización donde todos seamos parte, donde podamos aprender de los errores, confrontando ideas teniendo siempre el cuidado de mantener la unidad. Sufrimos opresiones variadas: jóvenes y mayores; mujeres y varones; trabajadores manuales e intelectuales; peones y jerarquizados; criollos y originarios; paisanos y extranjeros; diferencias religiosas y partidarias. Esto nos debe servir para enriquecernos y no para generar divisiones, por lo tanto, generamos el debate para descubrir la verdad y ser cuidadosos de la unidad.  Las clases dominantes trabajan para confundir y dividir el campo popular. Por eso debemos ser francos en la discusión, hasta alcanzar un acuerdo, y después cumplir lo acordado.

Peleamos para que el conjunto de las y los trabajadores sea protagonista de la lucha por las reivindicaciones cotidianas, construyendo las herramientas necesarias en el camino de las transformaciones de fondo para la liberación de nuestra patria y las necesidades de nuestra clase, con la creación de un Estado nuevo al servicio de los trabajadores y el pueblo argentino.

Los Cuerpos de Delegados

En la historia del movimiento obrero la organización cuerpos delegados le permitió a la clase obrera avanzar en sus conquistas. Pero siempre en el gremio se han expresado dos líneas:

 Una donde la conducción gremial utiliza a las y los delegados o las juntas internas como polea de transmisión o «bajada de línea», es decir que son voceros del gremio. Y por lo tanto la masa va a cola de las decisiones o ni siquiera le consultan a la hora de decir un rumbo gremial.

Y otra es la línea clasista, una línea de masas, donde el delegado promueve el debate en el sector, recoge las necesidades y opiniones del conjunto y eso es lo que se lleva para coordinar con los demás delegados/as el reclamo de las y los compañeras/os; que defienda al conjunto y no según el color o cuestiones personales. Una persona que sea la mejor compañera, interesada en todos los aspectos del trabajo y de la vida de las y los compañeros del sector.

Hacer pasar las decisiones a través del cuerpo de delegados permite una relación directa de la dirección con la masa. Además de este modo los trabajadores pueden tener una participación directa no solamente en los acontecimientos sindicales, sino también en las cuestiones de política general. De manera que les facilita a esos cuerpos de delegados una unidad más amplia con los demás sectores populares y como ha ocurrido en distintos acontecimientos históricos les permite a esas organizaciones de delegados bocetar formas de doble poder.