1 de mayo de 2021

PRIMERO DE MAYO – DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

Compañeras y compañeros de todo el País.

Hoy sábado 1° de mayo es el día internacional de los trabajadores.

Estamos en esta jornada en medio de la pandemia del coronavirus que va agravando día a día la emergencia sanitaria y social y económica de nuestro país y particularmente de su clase obrera, su pueblo.

Producto de la pandemia, por lo menos en el AMBA, es imposible hacer un acto de masas como tal memorable fecha se amerita.

Desde la Mesa Nacional de la Corriente Clasista y Combativa de los desocupados y precarizados, queremos llegar a los miles de trabajadores y trabajadoras de todo el país que en el medio de esta crisis sanitaria, social y política, están en la primera línea, luchando y peleando todos los días con nuestras promotoras de salud, de género, con nuestras cocineras en los comedores, y con los compañeros y compañeras en las distintas copas de leche y merenderos, y en los múltiples emprendimientos que fuimos construyendo y acentuamos en medio de la batalla contra el virus, contra el hambre y la pobreza y por trabajo genuino.

Seguramente de no ser por la pandemia, nos hubiésemos encontrado dándonos un abrazo en un gran acto proletario. Pero esta nos tiene aferrados en el territorio, haciendo nuestro trabajo cotidiano en cada uno de nuestros lugares de nuestro barrio en todo el país.

Estamos en las calles de nuestra patria y producto del virus no podemos estar todos en grandes actos. Pero continuamos pegados al sufrimiento de nuestros hermanos de clase, de las mujeres, de los hombres, de los jóvenes; y en cada lugar estaremos juntos.

Hoy en países oprimidos y dependientes como la Argentina, vivimos situaciones muy difíciles en cuestión de perdida de derechos por parte de los trabajadores y de un ataque despiadado del macrismo que derrotamos electoralmente y quiere retornar de cualquier manera, saboteando y queriendo dividir al pueblo, en estos momentos tan duros para  ganarle a esta pandemia.

En esta fecha, recordando aquel 1890, donde los obreros en Chicago, por reclamar por sus derechos y conseguir las 8 horas laborales y que hallaron la muerte en manos de la represión de los capitalistas e imperialistas, los recordaremos y homenajearemos como lo hicieron millones de trabajadores en su momento que levantaron aquella bandera roja que los representaba.

Levantaremos la bandera azul y blanca que es la que hoy llevamos como estandarte, y en cada uno de los lugares donde seamos parte, seguimos peleando por el protagonismo popular, defendiendo nuestra soberanía e independencia, para lograr cambiar las cosas de raíz, abriendo el camino,  y como dicen nuestros compañeros peronistas, llegar a una verdadera justicia social y como muchos, queremos mejorar la calidad de vida del conjunto de la sociedad terminando con la explotación del hombre por el hombre.

Que tengan un muy buen 1º de mayo compañeros y compañeras de la Corriente Clasista y Combativa.