LA PAMPA: ATE DENUNCIÓ LA PRECARIZACIÓN LABORAL EN SALUD

En plena Pandemia, La Asociación de Trabajadores del Estado de La Pampa, dirigida por la Agrupación Celeste y Blanca de la Corriente Nacional de Empleados Estatales “René Salamanca” de la CCC, hizo público el planteo por la situación de empleados y empleadas. Lamentan que el gobierno provincial no atienda el reclamo ni siquiera en época de pandemia.


Trabajadores y trabajadoras de Salud Pública insistieron este martes en un reclamo de vieja data, pero que se renueva y revitaliza en la pandemia: la precarización del sector es moneda corriente y el Estado provincial, según planteó la dirigencia gremial, hace permanentes oídos sordos.

A la situación irregular de numerosos monotributistas en distintas áreas se suma que no todos los trabajadores y trabajadoras han cobrado el ingreso que dispuso el gobierno nacional.

Se realizó la conferencia de prensa en el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria, preparado especialmente para la pandemia de coronavirus, donde funcionará el hospital nuclear, parte del Lucio Molas.

La Secretaria de Prensa del CDP la Pampa, Liliana Rechimont recordó que «hay un pedido de audiencia al director del Hospital Lucio Molas, Raúl Álvarez, para profundizar en estas problemáticas. Nunca hubo una respuesta oficial», se quejó.

Uno de los pedidos centrales es el pase a planta permanente, pero también está en el radar de las demandas que se haga efectivo el pago de los bonos e incluso que faciliten los insumos para la más básica protección sanitaria. También protestan porque no se respetan las licencias profilácticas.

Marcelo Morales, delegado interno de ATE en el Laboratorio denunció que «hay trabajadores expuestos a enfermedades que no pudieron acceder al bono de 5 mil pesos por ser monotributistas. Reclamamos el pase a planta, se había creado el compromiso de regularizar nuestra situación y todavía no se cumple. Los monotributistas trabajan a la par nuestra y no tienen los mismos derechos».

Leandro Chirino, enfermero y delegado de ATE del Departamento de Condiciones y Medio Ambiente, explicó la situación de los trabajadores monotributistas que cumplen funciones en el Centro Emergente de Asistencia Respiratoria. “Son compañeros enfermeros en estado de precarización laboral porque están revistiendo con un monotributo”, dijo.

“Y un monotributo es una contraprestación de servicio. Por lo tanto, si el compañero no presta servicio un día, no se le paga. Es decir que si los enfermeros se contagian de COVID-19 o alguna otra enfermedad y si no pueden prestar servicios, dejarían de cobrar sus sueldos”, criticó Chirino.

Además, denunció que no cuentan con un seguro acorde al trabajo y trabajaron gratis.“ Durante el mes de mayo y junio, los compañeros estuvieron prestando servicios a las y los pampeanos, sin ningún estado de revista. A ellos se les venció a mitad de mes el monotributo y se tomaron 30 días para liquidarles a los compañeros”, afirmó.

A la situación irregular de numerosos monotributistas en distintas áreas se suma que no todos los trabajadores y trabajadoras han cobrado el ingreso que dispuso el gobierno nacional.

“Es decir que estuvieron viniendo si descubrir ninguna guardia durante 30 días ininterrumpidamente, para que ahora, le junten toda la facturación a partir del 15 del mes, como si el resto de los días no hubiesen trabajado”, afirmó.

“Es decir que estamos hablando del 75% del personal de enfermería del Centro Emergente, del 60% de trabajadores de clínica médica y del 50% de compañeros activos de terapia intermedia en el Hospital Lucio Molas. Es decir, son los trabajadores que están en el frente de batalla, son los que se van a contagiar de esta enfermedad y en este momento, están sin ningún tipo de cobertura” afirmó.

“Nos van a decir que están con un monotributo, pero se tomaron noventa días para hacer el pase a planta permanente de estos trabajadores. Reclamamos desde el sindicato que se tomen las medidas necesarias urgentes, para que esos compañeros pasen a planta permanente como corresponde. Son compañeros que si hoy se enferman, van a llevar la enfermedad a sus casas, no van a poder facturar, no van a poder comer y si tienen la desgracia de que a alguno le cueste la vida, no van a tener un seguro que los avale como trabajadores”, cerró.