2 de julio de 2022

La docencia sanjuania se puso de pie.

Por Luciana Cortez (*)

Los docentes hace años que venimos perdiendo no sólo con respecto a la inflación, sino también en el poder adquisitivo necesario para estar por encima de la línea de pobreza, lo que ha generado en los docentes sanjuaninos un estado de bronca y enojo que eclosionó en una importante lucha, que contó con el apoyo de toda la comunidad.

La jornada de lucha comenzó en el desfile del 25 de mayo cuando un grupo de docentes decidió entregar un petitorio al gobernador Sergio Uñac, frente a la negativa del gobernador se originó una violenta represión por parte de la policía de la provincia, y provoco el despertar del gigante que se extendió hasta el 8 de junio. Las calles sanjuaninas se sacudieron al ritmo de marchas y cantos docentes, doce días de lucha sostenida y siete días de huelga con más del 85 % de acatamiento en todos los niveles y modalidades de gestión pública y privada.

Hay que decir que los grandes ausentes de estas luchas, no solo porque no estuvieron sino porque operaron en contra de estas e inclusive no se solidarizaron con los dos hechos represivos que se vivieron, del 25 de mayo y cuando se intentó colocar la carpa blanca, fueron los tres gremios paritarios UDAP, UDA y AMET, pero con el papel más lamentable jugado por Luis Lucero de la agrupación Celeste que conduce el gremio UDAP. La enorme distancia con las bases que estos tres gremios tienen producto de la falta de democracia interna, hizo que se vieran estériles a la hora de descomprimir el conflicto y en el caso de Lucero solo se dedicó a difamar al movimiento, amenazando con judicializar la paritaria si se de la misma participaban los autoconvocados.

Las multitudinarias movilizaciones se extendieron por toda la provincia no solo en la capital, 25 de Mayo, Caucete, Calingasta, Iglesia, Jáchal, Valle Fértil, Sarmiento, hicieron sentir el descontento en sus departamentos.

Esto no se hubiese podido de sostener en el tiempo sino fuera por la organización que surgió desde las bases, la elección de delegadas/os por escuelas que formaban parte de un cuerpo de delgadas/os por departamentos y la elección de un delegado departamental que integraba el cuerpo de representantes departamentales, garantizó que los debates, propuestas e inquietudes que surgían se unificaran y luego bajaran a las bases para para su divulgación. El plan de lucha, petitorio y decisiones llegaron a todas las escuelas de la provincia, los más de 20.000 docentes fuimos protagonistas de la toma de decisiones, todas las voces fueron escuchadas.

El masivo movimiento docentes género que el gobierno convocará a una mesa de diálogo en la que participaron los autoconvocados, lo gremios tuvieron que olvidarse de judicializar, agachar la cabeza y aceptarlo. En esa mesa de dialogo, conquistada por la lucha hecho sin precedentes en la provincia, se expuso lo peticionando, aclarando que no se tomaría ninguna decisión sin bajar a las bases. Al continuar siendo insuficiente la propuesta del gobierno se convocó a un nuevo paro para el día 8 de junio.

Por esta razón, y una conferencia de prensa realizada de manera exprés por el gobernador de la provincia, se impuso un aumento por decreto que mejoraba lo propuesto anteriormente y firmado por los gremios.

Sabemos que, en función de lo que el gobierno y los gremios UDAP, UDA Y AMET acordaron en la reunión paritaria de 4 de abril, un 40 % de aumento en cuotas hasta noviembre, los docentes tuvimos que generar propuestas que fueran superadoras, que permita la posibilidad de hacerle frente a la inflación a todo el escalafón docente. El objetivo fue que el gobierno otorgue el 40 % un solo pago, que se incrementara el porcentaje en los radios del 7 de 0 a 10 %, que el incremento en las antigüedades incluya a los docentes de escuelas especiales (los cuales se jubilan a los 20 años de servicio), el compromiso de revisión y modificación del decreto 155/2011, que categoriza todo el escalafón docente, otorga puntaje por cargos y regula el funcionamiento del sistema educativo.

Si bien este aumento otorgado no es suficiente y todavía queda mucho camino por recorrer, debemos decir que es un gran triunfo de la docencia, primero porque se consiguió un aumento que ni los gremios ni el gobierno tenían previsto y segundo por la condición este gran movimiento de docentes autoconvocados que se transformó en una herramienta y una gran escuela no sólo porque logramos entender nuestro recibo de sueldo o a calcular el básico, el valor índice, etc. Sino también porque aprendimos que la unidad y la organización son el camino para lograr grandes objetivos.

La lucha recién inicia y como dice la canción de “El olvidao” himno de la lucha docente sanjuanina “No quiero de más, quiero lo que es mío” Seguimos en alerta y preparándonos con mayores conocimientos para la próxima que seguramente nos convocara en septiembre ya que así lo establece la cláusula de revisión del acuerdo paritario.

(*) integrante de Causa Docente