23 de febrero de 2024

Delegados de GEMEZ S.A. denuncian despidos y persecución gremial

Delegados de la empresa Gemez S.A. denuncian persecuciones y despidos de trabajadores, y preparan un plan de lucha

Gemez S.A. es una firma de logística con sede en Barracas. Trabajadores afirman que el dueño de la compañía, Luis Frassia, y la abogada Florencia Arietto iniciaron una campaña de hostigamiento y castigos ejemplificadores a los empleados y representantes gremiales que reclaman por sus derechos.

Trabajadores de la empresa de logística Gemez S.A. denunciaron una feroz campaña de hostigamiento, persecuciones y despidos arbitrarios contra empleados y representantes gremiales, y adelantaron que en las próximas semanas llevarán adelante un plan de lucha.

«Queremos denunciar públicamente que ya desde hace varios meses venimos siendo hostigados, presionados y perseguidos por la empresa, que utiliza artimañas para callarnos «como en la época más oscura de nuestro país», expresaron desde el cuerpo de delegados de la firma con sede en el barrio porteño de Barracas.

Tal como relataron los empleados de Gemez S.A., personal de Recursos Humanos de la firma de Luis Alejandro Frassia, junto a la «abogada y militante de Juntos por el Cambio, Florencia Arietto, iniciaron un juicio por desafuero al delegado del Sindicato Encargados Apuntadores Marítimos y Afines de la República Argentina (SEAMARA) con mandato vigente, Facundo Monzón, con acusaciones falaces y difamatorias, y posteriormente le impidieron el ingreso a la empresa pese a que una medida cautelar había autorizado el regreso a su puesto de trabajo.

Ese mismo día también fue desvinculado de la empresa el trabajador David Aramayo, paritario del SEAMARA. Semanas más tarde, fue despedido otro trabajador y activista gremial sin motivo alguno y utilizando el mismo modus operandi.

«Es una clara campaña de persecuciones y despidos que busca ser un castigo ejemplificador hacia los demás trabajadores», para que ninguno se anime a reclamar por sus derechos», señalaron los delegados de base. Además, extendieron sus reclamos al SEAMARA por su inacción ante esta ola de despidos arbitrarios. Pidieron la solidaridad de la CGT y del movimiento obrero, y adelantaron que en las próximas semanas «llevaran adelante un plan de lucha con distintas medidas de fuerza».