ESCUELAS A LA OBRA EN PANDEMIA


La siguiente es una entrevista de LaNoticia1.com a la referente de la Corriente Clasista y Combativa de la cuarta sección, Myriam Carballo. En Chivilcoy retomaron el programa social para arreglar escuelas a cambio de una contraprestación.¿Qué pasó en el resto de los municipios?¿Qué piensan de los planes sociales?


Antes que nos sorprenda el COVID-19, el Gobierno Nacional había lanzado un ambicioso plan que unía a movimientos sociales, empleo y estructura educativa: “La Argentina Unida por la Educación y el Trabajo”. En la Provincia se Buenos Aires se lo conoció como “Escuelas a la Obra” y pretendía arreglar 752 instituciones pero llegó el coronavirus:  ¿En qué quedó? 

La CCC es una organizacion politico sindical que a partir del año 1996 se volcó a lo social cuando comenzó a crecer la desocupacion en Argentina.

Programa “Escuelas a la Obra” en la cuarta sección electoral

El programa consiste en reconvertir los planes sociales dándoles una contraprestación productiva y garantizando mayores derechos para los trabajadores de la economía social quienes cobrarán un plus por esta tarea, por lo que, sumado a los 8.500 pesos del Hacemos Futuro llevarán sus ingresos a 17 mil pesos.

– ¿Cómo habían empezado con el programa “Escuelas a la Obra” y que pasó cuando llegó el COVID-19?

Para nosotros fue fácil generar el vínculo con el consejo escolar, ya nos habían visto trabajar. Después surge lo del COVID-19 donde costó mucho poder ordenar y que los concejos escolares de las diferentes ciudades pudiesen articular con nuestro movimiento.

– ¿Qué cuidados sanitarios están tomando en esta vuelta al trabajo en las escuelas?

Los grupos los reducimos. Una semana trabaja uno y otra el otro, de lunes a viernes, 4 horas diarias. Están con permiso circulando con los elementos de higiene necesarios. Los compañeros pidieron volver a las actividades porque se sienten útiles.

En Chivilcoy tenemos alta calificación en pintura. Dentro del movimiento hay obreros, albañiles, gasistas, una base importante de compañeros con oficios.

– ¿Cuál es la actualidad del programa en los otros municipios de la cuarta sección?

En Carlos Casares están haciendo un reconocimiento de las escuelas como para ya firmar. En 9 de Julio arrancarían a mediados de junio. En Junín también lo vienen haciendo y en Chacabuco está complicado por los últimos casos positivos de coronavirus. En Alberdi y en Pehuajó no hay indicios que vaya a arrancar.

El programa está muy bueno. Con los municipios que se van flexibilizando se va retomando el tema de las escuelas. Ojala siguiera pero es una primera etapa de prueba y no sé en qué momento se van a reactivar con otras actividades.

– ¿Hay posibilidades de reactivar las ferias populares en este contexto de Pandemia?

A principio de año elaboramos con la municipalidad una feria popular y los compañeros vendían de sus huertas a precios módicos y hoy la gente las extraña. Estamos tratando de ver  como retomar las ferias populares con un protocolo de la Provincia.

La economía social y popular es una alternativa para muchos compañeros y también para aquellos que consumen y quieran tener un producto orgánico y económico.

Movimientos sociales, planes, contraprestaciones y representación política

¿Qué piensa la CCC sobre la contraprestación para el cobro de los planes?

Para nosotros cobran un plan, es trabajar. Nuestra organización tiene una línea marcada respecto al trabajo, el empoderamiento del compañero y la contraprestación. Hay una parte de la sociedad que paga impuestos y parte de lo que los compañeros cobran sale de algún lado entonces para generar empatía tenes que mostrar el trabajo que haces.

Hemos logrado un reconocimiento en nuestra ciudad porque mucha gente ve trabajar a los compañeros y eso va generando la empatía. Si vos no ves lo que hace el otro te puede generar dudas.

– Con el Frente de Todos, los movimientos sociales lograron cierta representación política. ¿Cómo es esta etapa?

Los movimientos sociales formamos parte del gobierno nacional o municipal. Es la primera vez que a nuestra organización le toca ejercer la función pública. Quizás no estamos en la lucha en la calle como con Macri, por sus políticas neoliberales, pero los movimientos sociales hemos marcado la agenda política. La “Tarjeta Alimentar”, el Ingreso Social de Emergencia y la construcción de casas surgió de los movimientos sociales.

Por Ramiro Pablo Gómez – Fuente: LaNoticia1.com