21 de abril de 2024

René Rufino Salamanca, uno de los más importantes dirigentes clasistas del movimiento obrero argentino

Por Juan Carlos Alderete

El día en que la clase trabajadora del mundo festeja y homenajea sus propias luchas y victorias, no puedo dejar de recordar a uno de los mejores hijos de nuestra clase: René Rufino Salamanca, quien fue uno de los más importantes dirigentes clasistas del movimiento obrero argentino. Un revolucionario. El fue líder de una corriente que marcó el resurgimiento del clasismo en la década del 70.

Salamanca protagonizó una de las experiencias más avanzadas del movimiento obrero argentino en la dirección del SMATA Córdoba del que fue secretario general entre 1972 y 1976.

René había sido delegado en el gremio de metalúrgicos y era parte de una agrupación llamada Felipe Vallese, luego en 1968 esa agrupación se incorpora al naciente Partido Comunista Revolucionario y a la agrupación 1 de Mayo.

La CCC es de alguna manera, hija de aquellas agrupaciones clasistas 1ro de mayo. Fue un primero de Mayo cuando un grupo de trabajadores organizados consiguen a traves de la lucha que se reduzca la jornada laboral a 8 horas. Esto es importante de recordar, porque las clases dominantes nunca nos regalo nada a la clase trabajadora, siempre le arrancamos con la lucha las conquistas de nuestra clase, siempre fue con organización y siempre tuvo un costo alto para nuestra clase. Las sectores dominantes siempre derramaron sangre obrera antes de ceder.

Hoy atravesamos una situación muy difícil, nuestro pueblo la está pasando mal. Sufrimos el chantaje constante del FMI, producto del acuerdo firmado por la fenomenal deuda que dejó el gobierno de Macri. Lo dijimos el día que votamos en contra de ese acuerdo con el Fondo en el Congreso Nacional: Que era un acuerdo que sólo iba a traer sufrimientos a nuestro pueblo. No hay FMI bueno. El fondo siempre ha sido el instrumento de las potencias para doblegar a nuestros pueblos y países.

Chantejeados por el FMI, con la fuga de dólares por las deudas de los monopolios, con la presión de esos mismos monopolios formadores de precios y de los terratenientes, las corridas bancarias que disparan la inflación, fueron arrinconando al gobierno del Frente de Todos. Lamentablemente, el gobierno, en lugar de enfrentarlos con firmeza, va cediendo y aplicando un ajuste que provoca un constante crecimiento de la pobreza, del hambre y la bronca de la gente.

Todos los días en los medios masivos de comunicación, “sesudos” economistas, conductores y panelistas del sistema nos quieren hacer creer que el problema de la Argentina es el gasto social. Que el famoso déficit fiscal es por las políticas sociales. Pero resulta que todo el llamado gasto social, planes sociales, programa potenciar, tarjeta alimentar, beca progresar, todo, todo: representan un gasto del 1,9% del PBI. Mientras que los beneficios impositivos que se le dan a sectores monopólicos, como es el caso de las mineras, las cerealeras y muchos otros, incluso jueces, representa el 4,6% del PBI. ¿El déficit fiscal es por los planes sociales? Los numero no reflejan eso

Tambien por eso queria recordar al querido Rene Salamanca, ese gran dirigente obrero que obrero del Cordobazo en un periodo de crecimiento del empleo en Argentina. Aquella era una época de industrialización fuerte en nuestro país, había “pleno empleo” decíamos. Pero la matriz productiva cambió. Entre la dictadura militar y el menemismo se instalo una matriz productiva a la medida de los imperialismos, un modelo saqueador extractivista, que primarizo nuestra economía. Buscan solo extraer materia prima y agregarle valor en otros países.

Hubo sectores que resistimos y por eso su voracidad imperialista fue teniendo frenos y algunos retrocesos.

Pero ahora nuevamente tenemos la garras del FMI, socio fundamental de los saqueadores, que tambien tienen socios en nuestro país. Tenemos que ponerles un freno y recuperar una matriz productiva sobre la base de la producción y la industrialización de las materias primas que abundan en nuestro suelo. Recuperar las palancas claves de la economia que fueron entregadas a precios viles durante el menemismo y crear nuevas que se ajusten a las necesidades de esta época.

En ese sentido, presente 2 proyectos en el congreso: el de la creación de la empresa Vias Navegables Sociedad del Estado para recuperar el control sobre los rios de nuestro pais por donde se fugan y contrabandean riquezas que pertenecen a nuetra nación y el otro para declarar recurso natural estratégico al litio para evitar que 4 multinacionales imperialistas se sigan llevándo a un precio irrisorio ese mineral tan valioso.

LA IMPORTANCIA DEL LITIO

El litio se convirtió en los últimos años en uno de los minerales que más interés despierta en el mundo, ¿Por qué? Porque es la materia prima para hacer baterías para celulares, tablets, notbooks, motos y autos eléctricos o híbridos.

La producción de litio pasó a tener una importancia clave en el mundo. Este mineral no renovable es capaz de almacenar energía limpia no contaminante. Tiene además múltiples aplicaciones. Por eso las empresas tecnológicas de los países imperialistas y las corporaciones automotrices se encuentran en una carrera frenética por abastecerse de la materia prima como carbonato de litio o cloruro de litio. Es parte de la batalla por el control de la energía que está en curso en el mundo.

Y Argentina es uno de los cuatro productores mundiales más grandes de derivados del litio. Junto a Chile y Bolivia integra el “Triángulo del litio”, con un 65% de los recursos mundiales. Sólo Argentina tiene más del 20% de las reservas mundiales.

¿QUIENES LO EXPLOTAN HOY EN ARGENTINA?

Si bien existen 38 proyectos para extraer litio en Argentina, hay dos proyectos centrales que producen y exportan los productos derivados de este mineral.

Uno es Salar del Hombre Muerto en Catamarca, explotado por la estadounidense Livent. Los dos principales propietarios de acciones de Livent son nada más ni nada menos que Blackrock y JP Morgan, dos de los fondos de inversión más grandes del mundo. Y parte de los que nos chantajean con bonos basura de deuda.

La otra es Sales de Jujuy (en el salar de Olaroz), sociedad integrada por una empresa australiana, la japonesa Toyota y un pequeña participación de la empresa estatal de la provincia de Jujuy. Pero en la práctica, la empresa australiana controla las operaciones. Y quienes están detrás de esa empresa llamada Allkem: nuevamente dos grandes fondos de inversión Vanguard y HSBC group.

Es decir que los fondos de inversión que nos chantajean por la deuda externa son los que controlan lo principal de la extracción de litio en nuestro país.

¿CUÁNTO DEJAN ESAS EMPRESAS EN NUESTRO PAÍS?

Por la ley de Inversiones Mineras sancionada en el período menemista, allá por 1993, la producción minera tiene muchos beneficios impositivos y fiscales. Tienen estabilidad garantizada por 30 años, devoluciones de ganancias y de IVA, entre otros beneficios.

Hay que destacar acá, algo que remarcó Cristina Kirchner en la charla de La Plata. Todo el llamado gasto social, planes sociales, potenciar, tarjeta alimentar, beca progresar, todo, todo: representan un gasto del 1,9% del PBI. Mientras que los beneficios impositivos que se le dan a sectores monopólicos, como es el caso de las mineras, pero hay muchos otros, incluso jueces, representa el 4,6% del PBI. Y después vienen a hablar de que el déficit fiscal es por los planes sociales.

La ley minera establece topes en regalías que cobran las provincias que son las dueñas de los yacimientos.

En Catamarca, Livent paga sólo un 3,5% de regalías sobre lo facturado Ese monto engloba: regalías, canon, aportes adicionales y responsabilidad social empresaria. Este último ítem se integra a un fideicomiso para obras de infraestructura, proyectos de inversión o desarrollo productivo.

En Jujuy, en cambio las regalías son del 3% sobre el valor de boca de mina (o sea, así como lo sacan).

El Estado nacional por su parte cobra para el litio 4,5% de retenciones a la exportación. Hay que tener en cuenta que la soja, principal commodity argentina, paga entre 30% y 35% de retención.

En Chile, por ejemplo, desde 2018 se establecieron regalías a través de una tasa de comisión escalonada, progresiva y marginal, que va del 6,8% al 40%, según los distintos compuestos de litio.

En definitiva podemos decir que los monopolios extranjeros se llevan el litio y pagan migajas. No sólo no lo industrializamos en nuestro país, sino que nos saquean dejando contaminación y se lo llevan a precio de remate. Estamos regalando el oro blanco.

Por eso nosotros decimos que hay que si queremos salir de esta situación de crisis que tenemos, hay que recuperar lo nuestro. En estos días se presentará para ser tratado en comisiones, un proyecto que armamos y ya está circulando para proteger la exploración, extracción e industrialización del litio considerando a éste como recurso estratégico para la nación.

Yo tengo acuerdo con lo que planteó CFK ayer. Hay que hacer un programa claro y consensuar un candidato capaz de llevar ese programa adelante.

HAY UNA SALIDA A FAVOR DEL PUEBLO Y DE LA PATRIA

Estamos convencidos de que hay una salida a esta crisis y confiamos infinitamente en nuestro pueblo. Las circunstancias son difíciles y nos exige estar a la altura, y sobre todo tomar las medidas que se deban tomar.

Volver al camino que marcó el Aporte Extraordinario de las grandes fortunas. No podemos vivir bajo el chantaje constante del FMI, que nos pide ajuste y más ajuste, hay que romper ese acuerdo con el Fondo. No hay salida si ese acuerdo sigue en pie.

Hay que ponerle un freno a los grandes especuladores y congelar los precios para parar la inflación ya. Aumentar los salarios, jubilaciones y programas sociales para recuperar poder adquisitivo.

Necesitamos una reforma monetaria que cambie la moneda para defender el valor del peso argentino contra la inflación y termine con la especulación financiera y la fiesta de las Leliq, volcando el dinero y las divisas a la producción agraria e industrial y el bienestar del pueblo.

Tenemos que recuperar para la nación Argentina nuestros recursos estratégicos: litio, gas, petróleo, puertos, comercio exterior.

Ese camino es el que puede devolverle la esperanza a nuestro pueblo.

Juan Carlos Alderete – Diputado Nacional – – Corriente Clasista y Combativa (CCC)

NOTA ORIGINAL